EMOTUS | Revista Digital

Joséphine Baker, bailarina, cantante, actriz y activista de derechos civiles

Joséphine Baker es una bailarina, cantante y actriz afroamericana que marcó el siglo XX. Abiertamente bisexual, luchó toda su vida contra la segregación racial, defendió los derechos de las personas negras e incluso fue espía para Francia durante la segunda guerra mundial.

 

Juventud de Joséphine Baker

Joséphine Baker, nació Freda Joséphine McDonald el 3 de junio de 1906 en Missouri. Procede de una familia muy pobre y debe trabajar como empleada doméstica a una edad muy temprana. Bailaba desde que era una niña, porque sus padres eran artistas que practicaban el canto y la danza.

En la década de 1920, Joséphine Baker se unió a un trío de artistas callejeros y luego a una compañía itinerante. Se casa y baila en el Standard Theater donde gana poco dinero.

El sueño de Joséphine Baker es volver a Broadway. Se trasladó a Nueva York a los 16 años, pero fue rechazada en el Music Hall de Broadway. Finalmente, fue elegida para un pequeño papel en la compañía musical Shuffle Along, compuesta únicamente por artistas negros.

Los primeros éxitos

En sus representaciones de club en club, Joséphine Baker conoce a Caroline Dudley Reagan que, viendo su potencial, la toma bajo su ala y le propone un muy buen salario si Josefina la sigue en Francia, el objetivo es crear un espectáculo totalmente dedicado a ella.

En 1925, Joséphine Baker hace la primera parte en La Revue Nègre en el teatro de los Campos Elíseos, es el comienzo del éxito. A partir de ahí, Joséphine multiplica las representaciones, a menudo medio desnudas, en escenas estereotipadas relativas a la comunidad negra. Obtuvo la consagración cuando obtuvo el papel principal en el teatro del Folies Bergères.

En 1928, bajo los consejos de su empresario, Joséphine Baker inicia una gira mundial como cantante.

La carrera de Josefina siempre ha estado muy ligada a sus convicciones. Por ejemplo, es miembro del movimiento Renacimiento de Harlem que pedía la fin de la segregación racial en los Estados Unidos y la emanación de los negros americanos. Este movimiento estaba compuesto por numerosos artistas, intelectuales y escritores.

La consagración de Joséphine Baker

A principios de los años 20, un cierto entusiasmo por la mujer negra nace en Francia. Se admira la estética de estas mujeres. En 1919 tuvo lugar la primera exposición de arte negro. Se trata de un conjunto de obras artísticas africanas que inspirarán a cubistas y fieras.

En ese mismo período, André Daven, el administrador del teatro de los Campos Elíseos organiza un espectáculo interpretado enteramente por personas negras. La llamará La Revue Nègre

Joséphine Baker será la protagonista.

Pero los patrocinadores de este espectáculo no están completamente satisfechos, encuentran a estos artistas “no lo suficientemente negros.” Se pide entonces a Josephine Baker que haga su representación desnuda. Inicialmente consternada por esta demanda, se resigna a ponerse en escena en topless y provista de un cinturón de plumas con el fin de pegarse al estereotipo del buen salvaje de moda de los tiempos del Imperio colonial francés.

Gracias a esta escena de la mujer salvaje, exótica y erótica que viene a conocer las imágenes del público francés de los años 1920, la Revue nègre conoce un éxito inmediato.

Joséphine Baker, una artista comprometida

Además de su carrera como cantante y bailarina, Joséphine Baker sigue apoyando a los más necesitados y desprovistos de derechos. Participa así en comedores populares para personas sin hogar en París.

En los años 1930-1931, Joséphine Baker fue contratada para dirigir la revista en el Casino de París. En 1931 tuvo un gran éxito gracias a la canción Tengo dos amores.Después de la Gran Depresión de 1929, la tasa de desempleo aumenta fuertemente y Josefina sigue alimentando a las personas más necesitadas, especialmente a los ancianos, en esto será la precursora de los Restaurantes del corazón.Joséphine Baker también protagonizará varias películas, entre ellas Zouzou y Princesse Tam Tam. Mientras que estas películas no tuvieron éxito, Josefina atrajo a un público cada vez más amplio sobre las tablas del music-hall donde bailaba y cantaba.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Josephine Baker cantaba para los soldados. En 1939, se convirtió en agente de contraespionaje para Francia. Fue en este período cuando ingresó en la Cruz Roja.

En 1940, se incorporó a los servicios secretos de la Francia libre y del norte de África. Se instala en Marruecos en 1941, donde apoya a las tropas aliadas y americanas. Emprendió numerosos viajes a Marruecos, Egipto, Líbano y Oriente Medio, donde recopiló toda la información que obtuvo de los oficiales con los que se reunió.

Es conocida por haber ocultado mensajes deslizados en sus partituras musicales o por haber escondido en su sujetador un microfilm con una lista de espías nazis que entrega a agentes británicos.

En Argel, en 1943, se compromete oficialmente en la guerra de Argelia uniéndose a la Fuerza Aérea Francesa Libre. Posee un título de piloto y se convierte en subteniente, escalón oficial de propaganda y trabaja para el general de Gaulle.

Al final de la guerra, continuó sus actividades en el seno de la Cruz Roja y siempre cantaba para los soldados y los resistentes. Recibió numerosos premios por su compromiso y sus actos durante la guerra, a favor de Francia.

Volver a los Estados Unidos

De vuelta en los Estados Unidos en los años 40, Joséphine Baker se enfrenta a la segregación racial. Pone de relieve la injusticia relacionada con el asesinato de un joven afroamericano cuyos asesinos han sido absueltos.

En 1960, Josefina se incorporó a la logia masónica “Nueva Jerusalén” y militó contra la política de apartheid instaurada en Sudáfrica.  

En los Estados Unidos, en 1963, apoyó el movimiento de derechos civiles iniciado por Martin Luther King y participó en la Marcha de Washington por el Empleo y la Libertad. También participa en la Liga Internacional contra el Antisemitismo.

Un final de vida difícil

En 1964, Joséphine Baker se ve inundada de deudas y se le retira su propiedad en Dordoña. Sin embargo, sigue actuando en toda Europa gracias a sus amigos y mecenas, entre los que se encuentran Grace de Monaco y el príncipe Rainiero III. 

El 10 de abril de 1975, víctima de un ataque cerebral, Josefina es transportada de urgencia al hospital, donde muere a la edad de 68 años.

Conclusión

Aunque Joséphine Baker ha sido percibida a lo largo de su vida como una curiosidad exótica, ha sabido integrar las más altas esferas de la sociedad francesa y ha sabido poner su notoriedad al servicio de varias causas: la segregación racial, los derechos de los negros, la defensa de Francia durante la Segunda Guerra Mundial, la ayuda a los sin techo, etc.

 

Fuentes :

Nationalgeographic
Wikipedia
Milandes
Culture
Foto
Khadija Houmimi

ARTÍCULO ESCRITO POR

KHADIJA HOUMIMI

Redactora, traductora y filóloga en lenguas francesa y española

Comparte este artículo

¿Este artículo no ha resuelto tus dudas ?

Si aún te quedan dudas, nos ponemos en contacto directo contigo y contestamos a todas tus preguntas.

Últimos artículos

Contáctanos por WhatsApp