¿Logopedia o Cirugía?

Efectos secundarios, riesgos, consejos... descubre todo lo que necesitas saber sobre los actuales tratamientos de feminización de la voz.

Cirugía

Una técnica experimental

 

Actualmente la cirugía que se efectúa a nivel de las cuerdas vocales para aumentar el tono de la voz (frecuencia fundamental) con objetivo de feminizarla, sigue siendo experimental y no ofrece ningún tipo de garantías, por lo que los resultados pueden variar notablemente de una paciente otra. Al tratarse de una cirugía invasiva y muy agresiva para la cuerda vocal, Femivoz sólo recomienda este tipo de cirugía en determinados casos muy específicos. En efecto, no hay vuelta atrás, una vez operadas las cuerdas vocales, la voz ya nunca volverá a ser la misma.

¿Estás pensando operarte?

Se recomienda a las pacientes que estén interesadas en efectuar una cirugía a nivel de sus cuerdas vocales con el fin de feminizar su voz, que se informen previamente de los inconvenientes, las desventajas y los riesgos que implica esta cirugía antes de tomar su decisión. Les recomendamos igualmente que consulten una logopeda con el fin de evaluar su potencial vocal, y en el caso de haber optado por la cirugía, se recomendará un tratamiento logopédico pre y post operatorio, indispensable, para afianzar los resultados de la cirugía.

Logopedia

Un entrenamiento completo

 

Femivoz lleva más de una década aplicando el tratamiento de feminización de la voz con todo tipo de mujeres con más de un 95% de satisfacción. Al tratarse de un tratamiento no invasivo, la logopedia permite desarrollar todo el potencial vocal manteniendo las cuerdas vocales sanas. Este es el punto más relevante frente a la cirugía, ya que la logopedia no presenta riesgo alguno ni para la paciente ni para su aparato fonador. Al contrario, el tratamiento de feminización de la voz ayuda a mantener un mecanismo vocal adecuado y eficiente.

Tratamiento logopédico post-operatorio

En lo que se refiere al tratamiento logopédico post operatorio, se trata en determinados casos más que de una feminización de la voz, de una reeducación vocal consecuente a los efectos negativos de la cirugía. En el caso de voces que han logrado aumentar el tono fundamental con la cirugía, el tratamiento de feminización de la voz postoperatorio se centra en el entrenamiento de la melodía así como de los elementos prósodicos que intervienen en el discurso, aunque las pacientes tienen tendencia a quejarse de una dificultad para modular, y a elevar el volumen de la voz.

Efectos secundarios de la cirugía

Es importante entender el impacto que tendrá esta cirugía en unas cuerdas vocales sanas. Actualmente se aprecian los siguientes efectos secundarios:

> Una disminución del tiempo máximo de fonación (TMF) consecuente a la reducción del espacio laríngeo situado entre las cuerdas vocales, lo que disminuye igualmente el espacio del paso del aire desde los pulmones hacia la boca.

> Esta diminución del TMF implica por lo tanto, una disminución de la capacidad de proyección vocal, un aumento de la presión subglótica y un aumento de la tensión muscular, alterando el mecanismo vocal de la paciente en su globalidad.

> Se han apreciado también en determinadas pacientes, dificultades para alcanzar sonidos agudos e incluso para alcanzar la voz de cabeza. Esto dificulta claramente la entonación y la melodía de la voz de la paciente durante el discurso.

> A nivel orgánico, pueden aparecer lesiones o cuadros inflamatorios consecuentes al desequilibrio muscular y a la alteración del gesto vocal consecuentes a la cirugía y al estrechamiento del espacio por el que pasa el flujo aéreo.

Algunas pacientes, para las cuales la cirugía no ha funcionado o ha resultado fallida, presentan una voz afónica, disfónica o incluso diplofónica en el caso, por ejemplo, de un desgarre anterior de los puntos de sutura (escuchar audio).

DEBATE

¿Qué es una voz femenina?

 

La cirugía apuesta por una ganancia frecuencial, reduciendo la feminidad de una voz a una mera voz aguda.

La logopedia apuesta por la exaltación de la feminidad en todos sus aspectos, no sólo a nivel puramente vocal.

Femivoz cree firmemente en la exaltación de la feminidad en su globalidad, por lo que trabaja con las pacientes no sólo a nivel vocal, sino a todos los niveles implicados en la comunicación.

Consejos y recomendaciones

En cualquiera de los casos, se recomienda a todas las pacientes que deseen feminiza su voz, que realicen un tratamiento logopédico previo a cualquier cirugía, con el fin de descubrir y de entrenar todo el potencial de su voz, ya que muchas pacientes que en un principio se habían decidido por la cirugía, cambiaron de opinión al lograr los objetivos de feminización gracias a la logopedia que estaban buscando. Ciertamente, la logopedia representa un entrenamiento de feminización de la voz, que implica motivación, dedicación, y por supuesto tiempo. Sin embargo, los resultados que se obtienen, suelen ser más eficaces, más naturales, y más estables que los que se logran con la cirugía.

Hay que entender que la cirugía ofrece únicamente una elevación del tono fundamental, es decir, se pretenden conseguir más notas agudas, pero no se trabaja ninguno de los demás aspectos relacionados directamente con la feminidad o con la feminización. Con lo que la logopedia es actualmente el medio más fiable y más completo para feminizar una voz. Existe actualmente un gran debate a este nivel entre los logopedas, coaches vocales y terapeutas de la voz, y los otorrinos y cirujanos. Habitualmente los cirujanos van a concentrarse únicamente en la ganancia frecuencial que consigue la cirugía, mientras que los logopedas o terapeutas de la voz van a buscar exaltar la feminidad de la paciente en su totalidad, implicando no sólo la voz si no también el cuerpo el cuerpo, dándole especial importancia a la gestualidad, a la mímica, a las emociones, puntos que no sean tratados en absoluto por la cirugía.

CIRUGÍA

La Glotoplastia de Wendler

La técnica quirúrgica actual más empleada para aumentar el tono de la voz se denomina glotoplastia de Wendler. Se trata de una técnica descrita por Wendler en 1989 que se realiza de forma endoscópica (a través de la boca) y bajo anestesia general. Esta cirugía consiste en acortar las cuerdas vocales y en reducir su masa vibratoria. Se aconseja un reposo vocal post-quirúrgico de 10 días tras el cual se empezarían las sesiones de logopedia post-operatoria. Se trata de una técnica muy invasiva e IRREVERSIBLE por lo que se aconseja a las pacientes empezar por un tratamiento logopédico antes de optar por cualquier cirugía ya que no se ofrecen actualmente ningún tipo de garantías a nivel de los resultados (escuchar audios cirugía).

ETAPA 1

Se empieza por desepitalizar el borde libre de la cuerda vocal en su tercio anterio, habitualmente con instrumentos fríos o con un láser.

ETAPA 2

Una vez que se han desepitalizado, se suturan las cuerdas vocales a nivel de la comisura anterior, realizando varios puntos de sutura.

ETAPA 3

En la tercera etapa, se procede a reducir la masa vibratoria de las cuerdas vocales aplicando láser C02 sobre la superficie anterior de las mismas.

CIRUGÍA

Solicita más información

Femivoz trabaja en la UNIDAD DE VOZ del Hospital Quirón con un equipo ORL especializado en este tipo de cirugía de aumento de tono.

LOGOPEDIA

Solicita más información

Femivoz aconseja a las pacientes empezar por un tratamiento logopédico antes de proceder a una cirugía irreversible sin garantías.

Skype us:

Rápido y cómodo, envíanos todas tus preguntas y te contestaremos enseguida !

Consúltanos por Whatsapp