AUTOMATIZACIÓN

Cómo obtener una voz femenina y natural

Desde hace más de 15 años, mi mayor preocupación ha sido ayudar a las pacientes a alcanzar esa naturalidad tan deseada. En efecto, no tendría sentido trabajar la voz si no es para conseguir un resultado natural, fiable, pero, sobretodo, creíble. La mayoría de las pacientes se quejan de no sentirse naturales al hablar, y justamente porque este punto es tan vital para ellas, le he dedicado gran parte de mi vida. Cuando creé mi metodología, en el año 2005, conocido como Método Astudillo, nunca había trabajado con mujeres transgénero. Era la primera vez que me veía en una situación en la que no tenía ningún tipo de recurso ni ninguna fuente de información que pudiera orientarme en la elección de los ejercicios o incluso en la manera de alcanzar los objetivos. Por ello, confié desde el primer momento en mi propia feminidad, en mi propia naturalidad, empecé a analizar y a estudiar mi propia manera de hablar, mi manera de expresarme, de comunicar. Me empecé a dar cuenta de que si me fiaba a mi instinto, basándome en mi propia feminidad, sería totalmente capaz de enseñar esa feminidad y de ayudar a mis pacientes a reproducirla.

La primera pregunta que me hice fue la siguiente : qué es una voz femenina ?

Está claro que no todas tenemos el mismo concepto de feminidad, para unas, se trata de una voz sensual, un poquito más grave, con un ritmo lento etc… Pero para otras, es imprescindible gozar de buenos agudos, acentuar la melodía, exaltar o exagerar ciertos rasgos estereotipados ligados a la feminidad etc… Por ello, una de las primeras etapas en mi trabajo científico fue la búsqueda y el estudio de esos conceptos de feminidad ligados a cada una de mis pacientes: cómo vivían esa feminidad cada una de las pacientes ahí presentes, qué significaba para ellas tener una voz femenina, cómo se expresaban cada una de ellas… 

Después de esta fase de estudio, me lancé en la aplicación de ejercicios que buscaban realzar o exaltar dicha feminidad. En cuanto hube conseguido ciertos resultados vocales, llegó la pregunta de cómo hacer para naturalizar dichos resultados y automatizarlos. Está claro que todos somos capaces de aplicar cambios a nuestra voz, sólo hay que pensar en los humoristas, los imitadores etc, pero automatizar un nuevo gesto vocal era una tarea menos sencilla o en todo caso que implicaba estudiar más detenidamente.

Por todo ello, la fase de automatización es una de las fases más importantes del entrenamiento vocal que propone la metodología Astudillo. De hecho es una de las fases más personales que vive la paciente en su día día.

Automatizar

significa hacer que un gesto vocal se convierta en mecánico, inconsciente e involuntario = NATURAL

Este punto ha sido el foco central de mi investigación a lo largo de los últimos años.

Conseguir resultados más o menos convincentes es una cosa, pero conseguir que la paciente automatice ese gesto y logre aplicarlo en su día día sin tener que estar constantemente pensando en ello es otro reto.

Tras varios años de investigación, de estudio, de pruebas, de experiencia con pacientes, de resultados… el método Astudillo consigue hoy automatizar el nuevo gesto vocal en sólo una sesiones. La voz se vuelve más natural, la forma de hablar se personaliza, entra en total coherencia con la identidad y la personalidad de la paciente. La paciente acaba por no tener que pensar en ello e incluso a veces me comunica que ya no consigue hablar como hablaba antes, a pesar de intentarlo, el gesto vocal ha sido tan sumamente modificado que le cuesta o no lo consigue. Esto es uno de los puntos más positivos del entrenamiento vocal que propone Femivoz.

MARIELA ASTUDILLO RAMÍREZ

Logopeda especializada en la feminización de la voz y del habla

""
1
Pide tu 1ª Cita GRATUITA
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos y cómo ejercer sus derechos, por favor consulte nuestra Política de Privacidad
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right
FormCraft - WordPress form builder
Skype us:
Contáctanos por WhatsApp