Feminización de la voz : cirugía o logopedia - fonoaudiología ?

Desde hace algunos años, es cada vez más frecuente oír hablar de la feminización de la voz, no sólo de la feminización de la voz de las mujeres transgénero, pero también de la feminización de la voz de la mujeres biológicas que tienen una voz grave o patológica, y de las voces de actores y actrices o de humoristas que buscan aumentar la elasticidad y la plasticidad de sus voces a la hora de encarnar diferentes roles femeninos.

Existen actualmente diferentes técnicas de feminización de la voz :

– las sesiones de logopedia o fonoaudiología

– la cirugía de aumento tonal (intervención quirúrgica ORL)

Pero, ¿cuál es actualmente la mejor solución ?

¿Cuál es la técnica de feminización de la voz más fiable y eficaz ?

¿ Cuál es la menos peligrosa, la que ofrece más garantías ?

En este artículo vamos a intentar revisar los por y los contras de cada una de ellas.

Feminizar no sólo la voz, sino también la forma de hablar, de comunicar…

Como logopeda especializada en feminización de la voz desde hace 15 años, he trabajado con todo tipo de pacientes mujeres transgénero, mujeres biológicas, actores… de todas las edades y con historias clínicas y médicas diferentes. He trabajado con varias decenas de pacientes habiendo sido operadas de las cuerdas vocales (Glotoplastia de Wendler, LAVA, transposición de la comisión anterior…) y con pacientes que presentan cuerdas vocales totalmente sanas.

He creado en 2005 una metodología logopédica que permite feminizar una voz en 20 minutos y automatizarla en 15 sesiones, el método Astudillo. Una intervención eficaz que se perpetúa sin regresión respetando las cuerdas vocales de la paciente y sin intervención quirúrgica. Este método necesita 3 meses de trabajo a razón de 30 minutos por sesión e implica un trabajo cotidiano y a domicilio constante. Está claro que frente a esto, la cirugía puede dibujarse como una solución más «fácil» o más «rápida» sin embargo,  la logopedia o fonoaudiología puede permitirse garantizar unos resultados muy buenos, sin regresión y asegurar el respeto de las cuerdas vocales sin riesgo de lesión. También hay que decir que la recuperación total (cicatrización, disminución de la inflamación…) no se alcanzará hasta los seis meses y a veces casi un año después de la intervención quirúrgica y que la cirugía necesita siempre un tratamiento pre y post operatorio a nivel logopédico. Todo esto sin garantizar los resultados que se puedan obtener.

CIRUGÍA : ¿ feminización o aumento tonal ?

En lo que concierne a la intervención quirúrgica, hay que decir que el término «cirugía de feminización de la voz» no es totalmente apropiado. Se trata en efecto de una cirugía de aumento de la altura de la voz, a saber, de una búsqueda del aumento de la frecuencia fundamental (nota central del discurso). Pero la feminidad no puede resumirse a una mera nota aguda. En efecto, el concepto de feminidad y de voz femenina engloba otros parámetros tales como la expresividad, las emociones, el ritmo, a las mímicas… 

Cuando nos encontramos ante una paciente que ha sido operado de las cuerdas vocales en busca de un aumento tonal, solemos encontrar los siguientes efectos secundarios (basado en mi propia experiencia profesional) :

  • Una disminución del tiempo máximo de formación (TMF) que se explica Por la reducción del espacio aéreo entre las cuerdas vocales.
  • Una reducción de la capacidad de proyección y de la intensidad durante el discurso debido a esta reducción del espacio aéreo entre las cuerdas vocales.
  • Una pérdida total o parcial de la extensión vocal tanto hacia los graves como hacia los agudos, lo que afecta directamente el aspecto melódico de la voz y del discurso.
  • Una pérdida de la voz de cabeza o dificultad para alcanzarla o mantenerla.
  • Las pacientes se quejan de no tener suficiente aire cuando hablan. El discurso es entrecortado, las inspiraciones que se aprecian durante el discursos son muy pronunciadas, la paciente se queja general de una falta de aire.

De un punto de vista logopédico, nos encontramos frente a una voz patológica.

Desde un punto de vista social, este tipo de voz puede ser a veces considerado por la sociedad como femenina por su lado o su sonoridad aérea. Pero cuidado, si eres una mujer que busca una voz más femenina, no puedes descartar el aspecto emocional de tu voz, ni dejar de lado la implicación de tu cuerpo y de tu personalidad durante el discurso. Si gracias a la cirugía ganas algunas notas agudas cuando hablas, ésta no actuará para nada sobre tu feminidad global ni sobre tu expresividad facial o corporal. Nos encontramos aquí frente una definición demasiado reducida del concepto de feminidad ya que una voz femenina no puede resumirse a un simple aumento tonal.

Por otra parte, es importante tener en cuenta el hecho que este tipo de cirugía es demasiado reciente para conocer los efectos sobre tu voz a largo plazo, sobre todo en cuanto a envejecimiento de las cuerdas vocales y de la laringe. Actualmente ningún cirujano puede predecir o prever cómo será tu voz de aquí a 10 años de haber sido operada.

Otros efectos de la cirugía deben mencionarse puesto que afectan a tu vida social y profesional:

  • Una anestesia general es necesaria (hospitalización, reposo…)
  • Un reposo vocal de 7 a 10 días es impuesto por el cirujano después en intervención. Durante este periodo no podrá ni hablar ni toser (cuidado con los puntos de sutura que pueden soltarse).
  • Después del reposo vocal, tu voz estará ronca y disfónica (fase de cicatrización, cuadro inflamatorio, antibióticos) y en función de cada paciente, este efecto puede prolongarse varios meses dependiendo de la cicatrización de cada una.

El cirujano te dará una cita para una revisión postoperatoria después de uno o dos meses (dependiendo del cirujano) y te aconsejará consultar una logopeda o fonoaudióloga después de la intervención (y a veces también en el mejor de los casos antes de la intervención).

Pero, ¿ sabes por qué ? Entiendes realmente la importancia de la intervención de la logopeda o fonoaudióloga después de la cirugía ?

Intervención logopédica postoperatoria

Es importante precisar que durante los últimos años, el tratamiento logopédico post-quirúrgico siempre sido en definitiva una «reeducación del gesto vocal» buscando curar los efectos secundarios de la cirugía, más que ser un tratamiento de feminización de la voz propiamente dicho. Es importante entender los efectos secundarios sobre las cuerdas vocales sanas de las técnicas quirúrgicas que se denominan «de feminización» (citados previamente) para comprender a qué nivel la logopeda o fonoaudióloga deberá intervenir.

El objetivo principal de la logopeda o de la Fonoaudióloga durante el tratamiento pos quirúrgico no se centra en la feminización de la voz propiamente dicha, sino más bien en una búsqueda de re-equilibrado del gesto vocal sobre todo a nivel respiratorio:

  • El primer paso será restablecer una coordinación neumo-fónica Que permitirá a la paciente sentirse menos ahogada cuando habla,
  • reducir la sonoridad aérea durante el discurso para aumentar la calidad vocal así como la inteligibilidad,
  • paliar la disminución del espacio inter-cordal aumentando el acercamiento de las cuerdas vocales (aumentar el sonido, reducir el aire),
  • reducir las tensiones musculares añadidas durante el gesto vocal tanto a nivel vocal, nivel corporal,
  • y desarrollar la voz de cabeza en una búsqueda por aumentar la extensión vocal con el fin de aumentar la melodía durante el discurso y por consecuente, conseguir así más feminidad.

En lo que concierne al tratamiento preoperatorio, consistirá principalmente en desarrollar el potencial Local de la paciente y en probarle que las técnicas logopédica se bastarán para obtener una voz más femenina y natural. Si a pesar de esto la paciente decide someterse a una intervención quirúrgica para aumentar su tonalidad, deberá de todas formas estar preparada Ejercicios de feminización de la voz que se realizarán durante el tratamiento postoperatorio.

Después de un breve análisis, si deseas someterte a una cirugía de aumento tonal, como la Glotoplastia de Wendler por ejemplo, te aconsejamos que consultes primeramente una logopeda o fonoaudióloga con el fin de evaluar tu potencial vocal antes de tomar tu decisión. En efecto, la cirugía de las cuerdas vocales no te ofrece actualmente ninguna garantía de feminidad. Y lo que es seguro, es que los efectos secundarios citados previamente en este artículo pueden aparecer todos a la vez o solo algunos, pero nunca sabrás predecir con seguridad cuál será el resultado vocal post-quirúrgico.

Mariela ASTUDILLO RAMIREZ

Logopeda especializada en feminización de la voz

Whatsapp: 0034 625 14 46 47

Email: contacto@femivoz.es

¿Aún te quedan dudas?

No dudes más y contáctanos, tu 1ª cita es totalmente GRATUITA. Te queremos y contestamos a todas tus preguntas.

Descubre el Libro » LA FEMINIZACIÓN DE LA VOZ «

Obra clave para toda mujer, profesional de la voz, logopeda, fonoaudióloga o estudiante relativa a la feminización de la voz. Se trata de una introducción al mundo de la transgeneridad que recorre todas las etapas de transición de la mujer transgénero, desde el diagnóstico hasta la cirugía de las cuerdas vocales. La logopeda Mariela Astudillo introduce su metodología desde un punto de vista teórico y práctico con estudio de casos. El cirujano Iván Mañero ha colaborado en esta obra redactando el prólogo así como el capítulo relativo a la feminización genital. El equipo de Facial Team, el Dr Capitán y el Dr Simon, se han encargado de redactar el capítulo relativo a la feminización facial y el doctor Pablo Ruiz Vozmediano, otorrinolaringólogo, se ha encargado de redactar el capítulo relativo a la cirugía de las cuerdas vocales. Una obra completa, destinada tanto a pacientes como a profesionales de la salud.

Skype us:

Rápido y cómodo, envíanos todas tus preguntas y te contestaremos enseguida !

Consúltanos por Whatsapp