TABACO Y FEMINIDAD

¿Cómo afecta el tabaco a la feminización de la voz ?

Cuando una persona fuma, no hay que pensar únicamente en los efectos nocivos del tabaco en los pulmones, sino que es importante darse cuenta que el humo que es aspirado va a perjudicar tejidos, mucosas y otros elementos de nuestra anatomía, no sólo a nivel químico (alquitrán, nicotina…) sino también (y sobretodo) a nivel térmico. 

 

El tabaco representa una quemadura repetitiva de la zona de la boca, de la lengua, de la garganta, de la laringe, de las cuerdas vocales y hasta de los pulmones. Si hablamos de temperatura, he aquí unos datos importantes : 

  • el cigarrillo alcanza una temperatura de 1600 °C
  • cuando el cigarro se coloca en la boca y se aspira, alcanza 800 °C
  • la temperatura alcanzada en los alvéolos de los pulmones es de 200 °C

Todo esto implica que hay un mecanismo físico de distribución del calor a lo largo de la faringe, la laringe, los bronquios y hasta los alvéolos, y que este calor es reducido por la humedad de las paredes que están en contacto con el humo del cigarro (menos mal). 

Las cuerdas vocales se ven agredidas a la vez por un mecanismo de quemazón y por múltiples mecanismos químicos ligados al alquitrán.

La voz de una mujer fumadora

Como protección frente a estas agresiones, se produce una hipersecreción a nivel de la mucosa de las cuerdas vocales. Por ello, las personas que fuman tienen una necesidad constante de limpiarse la garganta o de carraspear.

El humo del cigarrillo va a aumentar la rigidez de la estructura de las cuerdas vocales, es decir, éstas van a verse inflamadas, hinchándose y ralentizándose la cinética vibratoria de la propia cuerda. Debido a este engrosamiento de la cuerda vocal y al ralentizamiento vibratorio, la voz se vuelve más grave y se pierde calidad vocal, pudiéndose llegar incluso a una extinción parcial o total de la voz.

Dejar de fumar Voz de mujer

¿Puedo feminizar mi voz si fumo ?

 

En lo que se refiere al entrenamiento vocal de feminización de la voz, se añade una problemática importante a la hora de buscar la feminidad en el gesto vocal y es sin duda el agravamiento de la voz.  En efecto, el tabaco tendrá tendencia a agravar la voz y por lo tanto a patologizarla. 

Quisiera precisar que hay una diferencia entre una voz grave sana y una voz agravada por el tabaco, y es que nos encontramos frente a una voz patológica, en la que el organismo está afectado, y cuyo mecanismo vocal se ve perjudicado por el tabaco. 

Por lo tanto, a la hora de feminizar la voz de una mujer transgénero fumadora, nos podríamos encontrar con lo siguiente  :

  • La inflamación de las cuerdas vocales impide o dificulta la vibración de éstas de manera correcta, sobre todo a la hora de producir agudos, lo que afecta el entrenamiento de la melodía y la resonancia = la voz es monótona y no se consigue una melodía femenina.
  • Debido al efecto patologizante del tabaco sobre la calidad vocal, puede que la voz que se consiga no sea tan clara = la voz es sucia, poco potente, ronca.
  • Pueden existir patologías o lesiones ligadas al consumo del tabaco que impidan alcanzar los objetivos de feminización = edema de Reinke, laringitis crónica…

Por estas razones, habitualmente, cuando trabajamos con paciente fumadoras, lo primero que les aconsejamos es dejar de fumar

Tabaco y feminización de la voz

En la mayoría de los casos, cuando la paciente deja de fumar, se aprecia un cambio positivo en la voz, la cual reacciona bien al entrenamiento de feminización : se recupera la calidad vocal, la extensión vocal se trabaja y se alcanza una melodía más femenina, y, en función de los casos, la voz se aclara. Este proceso puede llevar tiempo, por ello, es importante precisar que la evolución dependerá de cada paciente y que los resultados que se puedan obtener van a ser muy diferentes de una persona a otra.

Por regla general, el tabaco suele ser un obstáculo para la feminización de la voz.

Sin embargo, es cierto que hemos trabajado a lo largo de estos últimos 15 años con pacientes que no dejaron de fumar, y los resultados fueron satisfactorios en cuanto a feminidad se refiere.

Es importante resaltar el hecho de que durante el entrenamiento de feminización de la voz, no trabajamos de manera exclusiva a nivel del tono, sino que lo trabajamos la voz de manera global por lo que tengo pacientes que poseen una voz grave pero no por tanto menos femenina. Aunque vuelvo a precisar que hay una diferencia muy grande entre una voz grave sana, potencialmente modificable y feminizable, y  una voz patológica derivada del uso del tabaco, cuya gravedad se presentaría más como una ronquera y la cual podría presentar dificultades a la hora de buscar feminizarla. 

 

En resumen, se podría conseguir una voz femenina en una mujer fumadora dependiendo del caso, pero aunque conseguimos feminizar su gesto vocal hoy, esto no implicaría que a lo largo de los años, fuera perdiendo calidad vocal debido a la agresión constante del tabaco sobre las cuerdas vocales, y por lo tanto se acabe perdiendo toda feminidad.

Mariela Astudillo - Logopeda

Mi consejo como especialista de la voz femenina

Como especialista en la voz, está claro que voy a aconsejaros dejar de fumar, ya no sólo por el impacto en vuestra voz, sino por lo que ello conlleva a nivel de vuestra salud en general.

Eso sí, conozco muchísimas pacientes que han empezado las sesiones conmigo fumando y al cabo de dos o tres sesiones lo han dejado. A veces hace falta una motivación para dejar este vicio, y por qué no, si puedo ayudaros a dejarlo motivándoos y enseñándoos lo que vuestra voz es capaz de alcanzar como objetivos, quizás juntas consigamos que lo dejéis.

 

MARIELA ASTUDILLO RAMÍREZ

Logopeda especializada en “feminización de la voz”

y armonización de la voz y el habla

libro feminización de la voz

“La feminización de la voz”

 Se trata de una introducción al método Astudillo, presentando los pilares de la metodología de feminización de la voz e incluyendo una introducción al mundo de la transgeneridad, abarcando conceptos y terminologías importantes.

Libro infantil transgeneridad

“¡Sí, sí soy una niña!”

Descubre la historia de Emily, una niña transgénero que se enfrenta al mundo que la rodea, las miradas y las burlas, la incomprensión… pero que, poco a poco, va descubriendo y aceptando su diferencia gracias al apoyo de su familia, de su colegio y de sus amigos.

1
Pide tu 1ª Cita GRATUITA
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos y cómo ejercer sus derechos, por favor consulte nuestra Política de Privacidad
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right
FormCraft - WordPress form builder
Contáctanos por WhatsApp