BLOG

Desmedicalización de la feminización de la voz

"Me declaro por lo tanto oficialmente como coach y entrenadora vocal especializada en la realización del ser humano a nivel vocal y emocional..."

Si quieres saber la razón por la que he decidido poner en marcha la desmedicalización de la feminización de la voz, sigue leyendo.

Cuando empecé mi práctica e investigación sobre la feminización de la voz en 2005, había muy pocos logopedas u otros profesionales de la voz vinculados al sector de la rehabilitación o de la educación de la voz. Es más, no había suficientes propuestas de intervenciones fiables o reconocidas en este ámbito.

En efecto, hace más de 15 años, esta práctica no estaba en absoluto desarrollada. Del mismo modo, la logopedia no estaba definida como la disciplina responsable de este tipo de atención.

En 2005, cuando era estudiante de segundo año de Logopedia en la Haute École de la ville de Lieja, con muy poco conocimiento sobre la voz y buscando desarrollar mi TFG, no encontré ningún estudio, ningún libro, ninguna mención a la feminización de la voz en el sector de mi profesión.

Hablando tres idiomas, busqué como pude en todas las bibliotecas a las que tuve acceso. Con el fin de encontrar cualquier información para poder desarrollar mi práctica. Pero fue en vano. Así que tuve que construir mi método basándome en mí. En mi propia intuición, en mis conocimientos, en mis propias pacientes. Tuve que construir un método que permitiera feminizar una voz biológicamente masculina en pocos meses de manera eficaz basándome en mi visión del mundo. 

Entre 2005 y 2006, demostré la eficacia de mi método durante siete meses de práctica. Y desde ese momento,  he dedicado toda mi vida a hacer evolucionar este método. Todo ello bajo el objetivo de  ofrecer un resultado eficaz y duradero. Una solución dirigidas a las mujeres transgénero de todo el mundo, para permitirles desarrollar su personalidad e identidad vocales de manera sana y rápida.

EL ASPECTO LOGOPÉDICO DE MI PRÁCTICA

Hoy me cuestiono sobre el aspecto logopédico de mi práctica. Me cuestiono también sobre el aspecto médico de esta práctica logopédica. Sobre todo teniendo en cuenta el apoyo tan escaso que he recibido a lo largo de los últimos años por parte de mi sector. Por no hablar de los constantes ataques contra mi persona, diciéndome que proponía una práctica no convencional que, por supuesto, no entraba en el marco de la logopedia tradicional.

En efecto, he recibido muy poca credibilidad por parte de mi entorno al principio de mi carrera. Me decían que estaba loca cuando comencé a practicar mis sesiones de logopedia por Skype. O incluso cuando hablaba de pacientes «transexuales» (término empleado en esa época).

Así que me sentí realmente muy sola pero me mantuve firme, seguí luchando por mis pacientes día y noche. Seguí desarrollando mi práctica y mi método por el bienestar de mis hasta alcanzar hoy una experiencia de más de 15 años que me permite ofrecer cada día respuestas y ayuda a miles de personas en todo el mundo cada año.

Soy una persona que se cuestiona constantemente y que cuestiona al mundo entero. Creo que la trascendencia y la evolución no pueden concebirse sin un cuestionamiento perpetuo.

Por lo tanto, hoy decido desmedicalizar totalmente mi práctica para así salvar los fundamentos de mi método. Evitar la intrusión y este enorme porcentaje de pacientes decepcionadas por la práctica logopédica. Las mismas que vienen a mi consulta virtual disgustadas. Desesperadas por haber obtenido resultados no satisfactorios. Por no haber logrado alcanzar su objetivo mediante una práctica médica convencional o tradicional.

Pienso, en efecto, que la logopedia medicaliza demasiado los intercambios con las pacientes. Que a partir de este momento ya no nombraré como «pacientes», sino que me referiré a ellas como «aprendices». Y que esto los lleve a una atención totalmente errónea que finalmente decepciona a muchas pacientes cada año.

EDUCACIÓN VS. REHABILITACIÓN VOZ SANA VS. VOZ PATOLÓGICA ENTRENAMIENTO Y COACHING VS. TRATAMIENTO

Donde luché durante décadas para que mi práctica fuera reconocida por mi sector como logopeda, hoy lucho por defender mi práctica lejos de este sector «sectario» que finalmente no ha dado ningún apoyo a mis estudios, a mi investigación y a mis pacientes.

Así, la feminización de la voz que practico ya no depende de la logopedia, sino del coaching que he definido como vocal y emocional. Un gran porcentaje de las pacientes con las que he trabajado pueden dar testimonio de este aspecto «coaching» de mi práctica, sobre el cual, se basa precisamente todo el secreto de mi éxito.

Propongo un entrenamiento vocal basado en el acompañamiento de la persona o «aprendiz». Con el fin de guiarla y ayudarla a desarrollar todo su potencial vocal estrechamente vinculado a su personalidad y a su identidad, resaltando todo el lado humano e intuitivo de una práctica terapéutica. La misma que se aleja completamente de las convenciones medicalizadas y de los protocolos logopédicos. 

Ya que estos últimos, finalmente reducen la patología de la persona, tratamiento o cuidado de la salud. Todo ello sin tener en cuenta el aspecto humano y emocional. Siendo esto último la clave de un éxito relacional y profesional que marcará para siempre la vida de la aprendiz.

OPTIMIZACIÓN Y REHABILITACIÓN VOCAL​

En efecto, trabajo con voces sanas que no necesitan de rehabilitación, cuidado, o incluso intervención de tipo médico o paramédico. Sino de un guía o de una persona capaz de hacerles coaching hacia objetivos definidos conjuntamente para desarrollar todo su potencial, ya sea vocal, emocional, social, profesional, etc.

Sin embargo, algunas de mis pacientes pueden presentar lesiones, traumas o patologías relacionadas con otras áreas diferentes a la feminización o a la búsqueda de feminidad. Como por ejemplo, reflujo gastroesofágico, ronchas relacionadas con el tabaquismo (pacientes que presentan, por ejemplo, un edema de Reinke), problemáticas vinculadas a cuadros alérgicos, etc. 

En este tipo de casos, apelo evidentemente a profesionales de la voz patológica como, por ejemplo, mi colega Damián. Que curará a mis pacientes y restablecerá el equilibrio vocal para que yo pueda posteriormente desarrollar mi práctica y ayudar a la paciente a alcanzar sus objetivos de forma sana y segura.

De esta manera, mantenemos nuestras sesiones de optimización y rehabilitación vocal. Sesiones para pacientes cuyas necesidades vocales estén inicialmente relacionadas con un reequilibrio vocal, orgánico o anatómico. Con el fin de mejorar u optimizar el desarrollo de las sesiones de feminización de la voz.

LA DESPATOLOGIZACIÓN DE LA TRANSIDENTIDAD

Desde hace años oímos hablar de la «despatologización» de la transidentidad. Sin embargo, siempre he encontrado esto muy paradójico e incluso insultante que a pesar de esta despatologización siempre se obligue a las personas trans identitarias a pasar por un itinerario medicalizado y por diagnósticos o requisitos protocolarios médicos para que puedan simplemente existir y vivir como ellos quieren.

Esta es una de las razones por las que salgo de la esfera médica.

Debo decir que, también soy partidaria de la idea de que si esta sociedad dejara de juzgar a las personas desde su nacimiento, la trans identidad no existiría. Y así todas las personas que llegan a este mundo serían simplemente seres humanos libres de expresarse y de ser como son. Lucho cada día por transmitir este mensaje de tolerancia y empatía hacia las personas que son diferentes de los demás. Para ayudar al mundo a dejar de temer a la diferencia y, al contrario, defenderla porque es la única representación de nuestra unicidad y de nuestra individualidad identitaria.

LA DESMEDICALIZACIÓN DE LA FEMINIZACIÓN DE LA VOZ

Por esto, inicio la desmedicalización de la feminización de la voz  y la humanizo ante todo. Así me siento profesionalmente completa gracias a mi formación logopédica, pero aún más gracias a mi experiencia personal, humana y emocional. La misma que me ha permitido ver con claridad en este mundo y así poder desarrollar una práctica libremente sin tener que adherirme a convenciones, protocolos y exigencias que en última instancia sólo habrían limitado, empobrecido o trivializado mi método, mi investigación y mi práctica.

Me declaro por lo tanto oficialmente como coach y entrenadora vocal especializada en la realización del ser humano a nivel vocal y emocional. A través de una práctica libre de toda convención y destinada a todos y a todas.

formación online con Mariela Astudillo

ARTÍCULO ESCRITO POR

MARIELA ASTUDILLO 

Logopeda y coach vocal especializada en voz, identidad y emoción  

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Comparte este artículo

También puede interesarte...

CALENDARIO DE CITAS FEMIVOZ

Fácil y sencillo, ya puedes reservar directamente online tu cita eligiendo el día y la hora que más te convenga. También puedes elegir el tipo de cita que quieres 1ª cita informativa gratuita, una sesión, un bono de sesiones, etc.

¿Este artículo no ha resuelto tus dudas ?

Si aún te quedan dudas, nos ponemos en contacto directo contigo y contestamos a todas tus preguntas.

Contáctanos por WhatsApp